Tratarte con amabilidad

Photo by Caju Gomes on Unsplash

¿Eres muy duro y crítico contigo mismo? Tratarte con amabilidad y dejar de juzgarte con dureza es fundamental para encontrar la paz en un mundo frenético. Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Me critico por tener emociones irracionales o inadecuadas?
  • ¿Me digo que no debería sentirme como me siento?
  • ¿Creo que algunos de mis pensamientos son anormales o malos y que no debería pensar así?
  • ¿Hago juicios sobre si mis pensamientos son buenos o malos?
  • ¿Me digo que no debería pensar como lo hago?
  • ¿Pienso que algunas de mis emociones son malas o inadecuadas y que no debería sentirlas?
  • Cuando me asaltan pensamientos o imágenes angustiosos, ¿me juzgo como bueno o malo, dependiendo de qué trate el pensamiento o la imagen?
  • ¿Me desapruebo cuando tengo ideas irracionales?

Si respondes afirmativamente, sin dudar, más de una o dos preguntas, es posible que estés siendo demasiado duro contigo mismo. ¿Podrías empezar a tratarte con más compasión? El objetivo de este cuestionario es que entiendas que estás siendo demasiado duro contigo mismo sin ver ese hecho como una crítica. Considera tus respuestas como una ayuda para tomar más conciencia y no como señales de éxito o fracaso.

¡Comparte y Disfruta !

0Shares
0 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0Shares
0 0
Ir arriba